Suspendido el partido entre la ADC Brunete y el Racing de Villaverde

Suspendido el partido entre la ADC Brunete y el Racing de Villaverde

Suspendido el partido entre la ADC Brunete y el Racing de Villaverde

La expulsión del entrenador y delegado del equipo visitante motivo la decisión arbitral



GETAFE/ 25 SEPTIEMBRE 2017/.En una mañana ciertamente calurosa se ha disputado en el magnífico campo de hierba artificial  Rosalía de Castro – solo en su primera parte- el partido de fútbol perteneciente a la Primera Categoría Regional de Aficionados entre la Agrupación Deportivo Cultural Brunete y el Racing de Villaverde.

La segunda parte no llegó ni siquiera a disputarse por motivos de seguridad en forma de amenazas que alego  el trío arbitral para no jugarla y por consiguiente suspender el partido, que se deberá jugar en fecha, hora y campo a designar por la Federación Madrileña de Fútbol. La reanudación sería a puerta cerrada; se espera a lo largo de esta semana esta comunicación. Todo ello vino motivado por la expulsión del entrenador del equipo del Racing de Villaverde señor Rafael Escobar Ramos y la del delegado de dicho equipo señor Lorenzo Molina Rosillo. Una patrulla del Cuerpo Nacional de Policía se personó en el campo a requerimiento del trío arbitral. Hubo conversaciones entre los representantes de ambos clubes y capitanes de ambos equipos en presencia de los policías. Transcurrido unos quince o veinte minutos el equipo arbitral optó por la no celebrar el segundo período. Para mí esta suspensión me parece desproporcionada, fuera de lugar. El campo de Rosalía de Castro reúne unas medidas muy óptimas de seguridad para salvaguardar en todo momento la integridad física de los árbitros, además el comportamiento del público asistente fue bastante bueno.

Por lo demás, y ciñéndonos al aspecto puramente futbolístico, diré que el partido fue feo, bronco, duro. Los jugadores no se lo pusieron nada fácil- especialmente los del Racing de Villaverde- al trío arbitral. Tanto su entrenador como su delegado no estuvieron sereno, templados, cautos, no supieron en definitiva estar. Tampoco el colegiado principal, que se vio sobrepasado por unos escarceos que no son nada ejemplarizantes. Desde los jugadores hasta sus respectivos cuerpos técnicos y directivos se tienen que concienciar de que “solo es un partido de fútbol“. Si empezamos así a principios de temporada, que será cuando falten dos o tres partidos para la conclusión de la misma.

El único gol de la primera parte fue obra del jugador de la Agrupación Deportiva Brunete que llevaba el dorsal número 11: Oscar Muñoz López que ejecutó muy bien una falta al borde del área que sobrepaso la barrera del Racing de Villaverde y entró por el lado izquierdo de la portería defendida por Jorge Valencia Martínez, que no pudo hacer nada por evitarlo, aunque se estiró muy bien. Un lanzamiento prácticamente imparable.

 

                                           Una crónica de Miguel Ángel Cáceres García.

leave a comment

Create Account



Log In Your Account